Manzanilla ordena a Genoveva aceptar a Marcelo




Debido a la jefatura que mantiene el diputado federal del PES, Fernando Manzanilla, sobre Genoveva Huerta, presidenta del Comité Directivo del PAN estatal, el llamado legislador sin partido Marcelo García fue aceptado nuevamente en las filas del partido azul.


Este jueves, Marcelo García anunció en sus redes sociales que regresaba al PAN. Además trascendió que buscará la alcaldía de Puebla desde ese partido. Sin embargo, esta acción representa en los hechos una jugada más de Manzanilla Prieto, traidor profesional de Puebla.


En efecto, Marcelo García, amigo íntimo de Manzanilla desde hace más de 20 años,  atacó a Genoveva Huerta hace meses. Le acusó de construir su proyecto sobre las cenizas de lo que había construido Rafael Moreno Valle en Puebla. En distintas ocasiones, le acusó de darle la espalda al morenovallismo.


Pero en el colmo de la incongruencia, Marcelo García buscó al peor opositor del morenovallismo, su excompañero de campañas, Fernando Manzanilla. El diputado federal mantiene una guerra con el gobierno del estado luego de que sus pretensiones políticas no fueran satisfechas.


Manzanilla se asumió como el líder de la oposición y jefe político de Genoveva Huerta. La presidenta del PAN estatal, sin capacidad de decisión, optó por acatar las instrucciones del exsecretario de Gobernación y una de estas órdenes fue la de aceptar de nueva cuenta a Marcelo García.


La venganza de Manzanilla Prieto contra el actual Gobierno Estatal es una más de las traiciones que ha cometido el político contra los grupos que le han dado cabida. Primero traicionó a Rafael Moreno Valle, después traicionó a Tony Gali y ahora traicionó a Luis Miguel Barbosa Huerta.


No obstante, Fernando Manzanilla ha encontrado una obediencia casi ciega en Genoveva Huerta Villegas, quien a pesar de todas las acusaciones que recibió de Marcelo García, no tuvo preocupación en aceptarlo nuevamente por instrucción del "líder" de los opositores.


Fernando Manzanilla tiene como ruta destruir a Eduardo Rivera Pérez para evitar que El Yunque se establezca como el poder de la oposición en Puebla y con ello su proyecto por la gubernatura se detenga.


En esta misión le acompaña la presidenta del PAN estatal quien pretende mantenerse bajo las órdenes de Manzanilla Prieto.


Publicar un comentario

0 Comentarios