Crisis migratoria en la frontera México

 

Más de 3.600 niños migrantes se encontraban en instalaciones fronterizas de Estados Unidos hasta el jueves 11 de marzo por la mañana, una señal de la creciente crisis humanitaria y política para el gobierno del presidente Joe Biden. 


La cantidad de niños no acompañados, mayormente centroamericanos, que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México ha aumentado rápidamente en las últimas semanas, con más menores atrapados en estaciones de la patrulla fronteriza mientras esperan ser trasladados a refugios federales cada vez más concurridos y, eventualmente, ser entregados a sus padres u otros patrocinadores.


A inicios de marzo, funcionarios de salud estadounidenses levantaron las restricciones de capacidad relacionadas con el coronavirus en los refugios para menores no acompañados para aliviar la presión, pero las camas se han estado ocupando rápidamente. 


Los ingresos se asemejan a oleadas previas de menores no acompañados y familias en 2014 y 2019, según funcionarios y expertos. Los más de 3.600 niños que se encuentran bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) aumentaron desde los 800 que se mantenían el 22 de febrero.

Más información aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios