López Obrador choca con Biden

 


Los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden están en una abierta ruta de confrontación. En meses anteriores ha sido por la migración, la inseguridad y los cambios constantes en las reglas del juego para las inversiones. Hoy es por Cuba. López Obrador incumplió lo que siempre dice cuando se le pone en aprietos por mantenerse al margen de condenar actitudes antidemocráticas en países con cuyos gobiernos simpatiza, y tomó claramente el lado del presidente cubano y secretario general del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel, para acusar a Estados Unidos de intervencionismo mediante una manipulación mediática, y respaldar al pueblo cubano, o al menos a una parte de él, porque la otra parte expresó su descontento en las calles.

 

López Obrador dijo textualmente: “No debe haber intervencionismo. No debe utilizarse la situación de salud del pueblo de Cuba con fines políticos; eso debe quedar de lado. Nada de politización, de campañas mediáticas que ya se están dando a nivel mundial”. El Presidente habló sin pruebas que sostuvieran su dicho, pero en contraposición a la declaración que hizo Biden: “Apoyamos al pueblo cubano y a su llamado por la libertad y el alivio de las trágicas consecuencias de la pandemia y de las décadas de represión y sufrimiento económico al cual han estado sujetos por el régimen autoritario cubano”. Más lejos uno de otro no podían estar los dos presidentes.

 

No se puede abordar el tema de Cuba sin contextualizar el conflicto dentro del marco del bloqueo de Estados Unidos a la isla desde 1962, cuando buscaron aislarla totalmente del mundo, rescatada sólo por el apoyo millonario que le dio la vieja Unión Soviética en medio de la Guerra Fría. La última condena abrumadora se dio el pasado 23 de junio cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas se pronunció por el bloqueo, por vigésimo noveno año consecutivo, con un voto de 184 naciones a favor, dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones (Brasil, Colombia y Ucrania). México ha sido consistente en su respaldo a Cuba, desde que votó contra su expulsión en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos en Punta del Este en 1962.

 

Más información aquí.

Publicar un comentario

0 Comentarios