La autopsia de Debanhi Escobar revela que fue asesinada y sufrió violencia sexual



Debanhi Escobar, de 18 años, fue asesinada y sufrió abuso sexual antes de morir. Esto revela el segundo informe forense que solicitó la familia, al que ha tenido acceso EL PAÍS. Este dictamen, que revisa la primera necropsia oficial, descarta la hipótesis de un posible accidente de la joven que ha sugerido en las últimas semanas la Fiscalía de Nuevo León (Estado al noreste del país). La chica, que desapareció el 9 de abril y cuyo cadáver fue hallado casi dos semanas después en la cisterna de un motel a las afueras de Monterrey, fue golpeada varias veces con un “agente contundente” en la cabeza y murió antes de llegar al tanque de agua. “Se trata de una muerte violenta homicida”, concluye el texto. Y el cadáver presentó “huellas de una relación sexual violenta”. El caso Debanhi se ha convertido en un símbolo de las desapariciones y asesinatos de mujeres en México y ha abierto profundas grietas en un sistema de justicia colapsado.

La Fiscalía integró esta información en la carpeta de investigación, aunque los detalles sobre su muerte no habían sido revelados hasta ahora. Este periódico ha tratado de contactar a la institución en varias ocasiones para solicitar su versión sobre la falta de información y no ha obtenido respuesta. Desde el hallazgo del cadáver, el 21 de abril, la Fiscalía solo ha informado sobre la causa de muerte: contusión cerebral. No mencionó, no obstante, más detalles sobre si había sufrido o no abuso, si se había ahogado o había caído ya muerta a la cisterna de agua del motel Nueva Castilla. La ausencia de información oficial permitió justificar la hipótesis de que Debanhi se había caído sola a ese tanque de agua. Mientras la familia Escobar enterraba a su única hija, surgían más dudas que certezas. Fue entonces cuando su padre, Mario Escobar, solicitó una segunda autopsia —con fecha del 25 de abril— y posteriormente la entregó a las autoridades.

Publicar un comentario

0 Comentarios