Un análisis de ADN reveló los orígenes de la peste negra


Las lápidas de lo que ahora es Kirguistán han revelado detalles prometedores sobre los orígenes de la peste negra, el brote de peste más devastador del mundo que se estima que terminó con la mitad de la población europea en el espacio de siete años durante la Edad Media.

El origen de esa pandemia ha sido debatido por los historiadores durante siglos, pero las lápidas inscritas, algunas de las cuales hacían referencia a una misteriosa peste, y el material genético de los cuerpos exhumados de dos sepulturas que datan del siglo XIII han proporcionado algunas respuestas concretas a esta vieja cuestión.

Los investigadores excavaron por primera vez los enterramientos en la década de 1880. Las inscripciones de las lápidas, escritas en lengua siríaca, fueron reexaminadas minuciosamente en 2017 por el historiador Phil Slavin, profesor asociado de la Universidad de Stirling, Escocia. Se dio cuenta de que, de los 467 entierros que estaban fechados con precisión, un número desproporcionado, 118, se produjeron en solo dos años: 1338 y 1339. Es una revelación que describió como "asombrosa".

Publicar un comentario

0 Comentarios